Las ventas del Mercado Central aumentan «un 15%» en Salduba

Auguran que el estreno del edificio de Lanuza podría ser «en los Pilares del 2019». Los detallistas reciben unas 15.000 personas a la semana en su nueva ubicación.

La nueva ubicación del Mercado Central, en las instalaciones provisionales creadas en la calle Salduba, está dando un resultado «muy satisfactorio». Los detallistas están especialmente satisfechos con las ventas, ya que aseguran que «han aumentado entre un 10% y un 15%» en el primer mes de funcionamiento –se estrenó el pasado 12 de abril–. La novedad de los primeros días ha dejado paso a una afluencia cotidiana que invita al optimismo para ellos, ya que «ronda los 15.000 visitantes a la semana», objetivo que ellos mismos se habían marcado antes de que el mercado de Lanuza cerrara sus puertas.

Así lo adelantó el presidente de la Asociación de Detallistas del Mercado Central, José Carlos Gran, quien destacó que «se ha notado más el incremento por las tardes». Ahora se les obliga a los comerciantes a tener subida la persiana todo el día y eso parace haber aumentado el interés de la clientela en repartir durante toda la jornada la visita al recinto de la calle Salduba. Aunque los de máxima afluencia siguen siendo «las mañanas y los sábados». «Lo consideramos todo un éxito teniendo en cuenta que solo llevamos un mes. Ojalá se mantenga», apostilló.

APORTADOS 3,5 MILLONES

No obstante, los responsables de los puestos también destacan que la nueva distribución del mercado hace que la sensación de lleno sea mayor. Antes eran dos pasillos con algunos mostradores cerrados y ahora son dos con todas las persianas subidas. Eso se nota y, de paso, parece que se traduce en un aumento de la facturación.

No en vano, ya toca empezar a amortizar una inversión inicial que, para el ayuntamiento, ha reportado unos 3,5 millones de euros en ingresos para financiar todas las obras que hay que acometer en esta operación urbanística. La rehabilitación del Mercado Central va más allá de la propia reforma y los detallistas aportan un tercio del global, más de 12 millones tras la rebaja en la adjudicación de las obras.

«Una de las carencias que tenía el Mercado Central era la fiabilidad en el horario. Ampliarlo en aquellos que ahora abren todo el día hace que al cliente se le ofrezca una amplia variedad de productos durante todo el día», comenta Gran.

El rendimiento que está dando el mercado provisional invita al optimismo de cara a esa tercera licitación para buscar nuevos detallistas que llenen los 19 puestos que siguen vacantes. Aunque desde el ayuntamiento llaman a la calma, porque «es pronto para extraer conclusiones». Abogan por esperar un «plazo prudencial» para analizar con más exactitud el impacto que está teniendo y la afluencia que mueve de forma constante las nuevas instalaciones. Así, ambas partes comparten el «optimismo» de que se llenarán esas plazas sin cubrir, «cuando trascienda que ahora hay más clientela y que se está vendiendo más será difícil no suscitar el interés» de posibles candidatos. Más aún cuando se ha abierto el abanico a los jóvenes emprendedores y cuando la experiencia ya no es un requisito indispensable.

Respecto a cuánto interesa más lanzar una nueva licitación para buscar detallistas, ahora que está a punto de iniciarse la rehabilitación del edificio de Lanuza, los comerciantes abogan por «esperar a después de Navidades, para suscitar más interés y poder comprobar los trabajos ya en marcha», opinan. No es lo mismo comprar un piso sobre plano que con el ladrillo ya puesto. Y eso que auguran que el estreno se irá «hasta septiembre». «Sería ideal un estreno en las fiestas del Pilar del 2019», concluye Gran.

Fuente: Periódico de Aragón

2018-05-09T11:40:55+00:00 mayo 11th, 2018|ACTUALIDAD|

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies